Posted on

¿Cómo tratar la eyaculación precoz?

eyaculación precoz

La eyaculación precoz es una condición que afecta a millones de hombres alrededor del mundo, cuyas causas son más comunes de lo que se cree. Este tipo de eyaculación se caracteriza por la rapidez con la que el hombre llega al clímax, lo cual puede acarrearle problemas psicológicos, así como de pareja. Precisamente por ser algo tan común, existen muchos tratamientos y soluciones para aliviar la situación.

Definición de eyaculación precoz.

Esta condición se define como aquella donde el individuo, en este caso el hombre, acaba o eyacula en un tiempo muy corto después de iniciar las relaciones sexuales. Puede ser de dos tipos, primaria o secundaria, dependiendo del momento de la vida donde se adquiere, y puede afectar 3 de cada 10 hombres, siendo uno de los padecimientos sexuales más comunes en la vida masculina.

Si se padece de eyaculación primaria, también llamada eyaculación de por vida, significa que se adquirió desde la primera relación sexual y que todas las relaciones consecutivas se han visto afectadas por la misma situación.

La eyaculación secundaria es aquella que inicia en etapas posteriores de la vida, o aquella que se presenta al principio de la vida sexual, pero permanece inconstante a través del desarrollo del individuo.

No existe una medida de tiempo establecida que pueda diagnosticar la eyaculación precoz en cualquier hombre. Las pautas cambian según la ubicación, edad y condiciones ambientales, incluso culturales. Se sabe que la relación sexual promedio tiene como duración entre 5 y 6 minutos, por lo que usualmente se determina que existe eyaculación precoz si el individuo se corre en un tiempo menor a esto. Sin embargo, algunos expertos afirman que sólo se denomina eyaculación precoz a aquella eyaculación menor a un minuto posterior de iniciar la penetración. Lo importante de esto, es que, si no estás cómodo o tu pareja no está satisfecha con tu tiempo de duración, debes mejorar e intentar tratar la condición como si de eyaculación precoz se tratase, para garantizar el mejor disfrute sexual de ambas partes.

La búsqueda de tratamiento para la eyaculación precoz no es obligatoria, ya que en la mayoría de los casos no desencadena problemas de salud, al menos no física. Pero sí puede traer consigo conflictos psicológicos donde el hombre no se siente confiado o su autoestima sufre fuertes caídas.

¿Es normal sufrir de eyaculación precoz?

Sufrir de eyaculación precoz no es normal, pero si es común. De hecho, muchos hombres la sufren en algún punto de sus vidas, ya que existen numerosos factores que aumentan las probabilidades de padecer eyaculación precoz, tales como:

  • Traumas sexuales.
  • Disfunción eréctil.
  • Depresión o ansiedad.
  • Altos niveles de estrés.
  • Obesidad u otros problemas de salud similares.
  • Fumar y beber en exceso.

En el caso de eyaculación precoz causada por enfermedades pre-existentes, deben tratarse estas enfermedades al mismo tiempo que se utilizan soluciones y/o tratamientos para combatir la eyaculación temprana.

Tipos de eyaculación precoz.

Como ya se mencionó, existen dos tipos de eyaculación precoz: primaria y secundaria. La primaria usualmente es causada por tendencias generadas en las etapas tempranas de desarrollo, como malos hábitos de masturbación, o encuentros sexuales traumáticos que hacen que la persona presente ansiedad en escenas relacionadas con el sexo, lo cual causa que eyacule rápidamente sin poder evitarlo.

Los prejuicios sociales o culturales son otro motivo de eyaculación precoz, donde las personas relacionan el sexo con cosas negativas, presionándose para que acabe de forma temprana.

¿De qué se trata la eyaculación precoz secundaria?

Esta condición, también conocida como eyaculación precoz adquirida, se trata de un tipo de eyaculación precoz causada por problemas psicológicos como la depresión, ansiedad y altos niveles de estrés. Se le llama adquirida porque comienza a presentarse luego de los primeros encuentros sexuales, usualmente en las etapas posteriores al desarrollo. Estos factores están relacionados con problemas personales que pueden abrumar a hombre e influir en su desempeño sexual.

Por supuesto, las causas psicológicas no son las únicas que interfieren en esta condición, son las físicas las que más se presentan. Las causas más normales son los problemas en la próstata y los nervios, así como niveles de presión arterial altos y desórdenes hormonales.

Sin duda alguna, son muchos los factores que pueden comprometer el tiempo de duración de un hombre antes de eyacular. Incluso, los problemas de pareja han demostrado ser otra de las causas comunes de la eyaculación precoz secundaria, debido a que suelen activar muchos de los problemas ya mencionados, como ansiedad y depresión. El problema empeora si el hombre se encuentra en esta situación y no recibe el apoyo necesario de su pareja.

La eyaculación precoz y los problemas de pareja están ligados a ciertos inconvenientes que surgen en torno a las relaciones sexuales, y que muchas personas ignoran o no dan la suficiente importancia hasta que se convierte en un problema más grave, como este. El miedo o ansiedad al sexo, es bastante común, lo cual acelera el clímax, ya que el hombre siente que debe acabar rápidamente para finalizar con el acto. Esto puede deberse a traumas sexuales a temprana edad, o malos hábitos en etapas de desarrollo, que crean patrones de rechazo o aversión al sexo.

¿Cómo se puede durar más en el sexo?

Como todo padecimiento, la eyaculación precoz secundaria tiene tratamientos aprobados, ya sean medicamentos o técnicas físicas cuyo objetivo es el mismo: retrasar la eyaculación y extender el tiempo de duración del coito, y así, el tiempo de placer de ambos.

Una de las técnicas infalibles de todos los tiempos es masturbarse antes del acto sexual. Ha probado ser bastante efectivo en hombres de todas las edades y condiciones de salud. Las técnicas contra la eyaculación precoz se basan en un concepto simple: reducir sensaciones para extender de eyaculación y así complacer a la pareja. Es decir, estas técnicas usualmente se concentran en el disfrute de la pareja, y no del hombre que padece de eyaculación precoz.

Otras técnicas funcionales son los condones gruesos o dobles, para disminuir la sensibilidad, posiciones especiales y distracciones ya sea mentales, o visuales, para evitar sucumbir al placer y correrse.

Una forma en la que ambos pueden obtener más placer es deteniendo el sexo cada cierto tiempo, apretando el glande del pene durante unos segundos para retrasar la eyaculación, también se puede combinar con la masturbación mutua para que las dos personas disfruten por igual.

También se puede retrasar sin apretar el glande, pero se deben tomar descansos para reducir la excitación y volver a comenzar una y otra vez. Eventualmente, si el problema no es muy grave, el hombre será capaz de retrasar la eyaculación por sí mismo, gracias a la práctica constante.

Todas estas técnicas funcionan mejor si los hábitos de vida del individuo son saludables y no involucran sustancias o patrones dañinos como fumar y beber alcohol en exceso. Enfermedades como trastorno tiroideo y obesidad son condiciones que empeoran o causan directamente a eyaculación precoz adquirida.

Tratamiento para la eyaculación precoz.

También existen medicamentos aprobados para tratar directamente la eyaculación precoz, ya sea adquirida o de por vida. Por ejemplo, EMLA es una crema tópica que ayuda a reducir la sensación en el pene, ya que contiene anestésico local que adormece el tejido y aumenta significativamente el tiempo de las relaciones sexuales si se aplica al menos 15 minutos antes, y se retira antes de comenzar.

Priligy es otro medicamento similar a EMLA, pero se trata de una pastilla que actúa como inhibidor selectivo, afectando los niveles de serotonina, y retrasando la eyaculación. Su principio activo es la dapoxetina, primer medicamento en ser aprobado oficialmente como tratamiento contra esta condición.

En la página web de SAVAmed se pueden adquirir los productos para tratar la eyaculación precoz, luego de completar una especie de encuesta y/o evaluación en línea, para determinar el tratamiento que mejor va con el paciente, gracias al análisis de médicos especialistas. Los productos se envían a domicilio de forma efectiva y discreta.

 

Dr. Nicholas Antonakopoulos.

El Dr. Nicholas Antonakopoulos se graduó de la Universidad de Londres en 2006. Realizó su posgrado en hospitales del área de Londres, y se formó durante cuatro años en Traumatología y Cirugía Ortopédica antes de completar su formación en Medicina General en 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.