Posted on

¿Cómo ser sexualmente confiado? Confianza sexual para quienes luchan con su imagen corporal.

¿Cómo ser sexualmente confiado?

Muchas personas piensan que sólo aquellos con excelente desempeño en la cama pueden desarrollar confianza sexual, pero la realidad es que esta clase de confianza no viene dada por esto, ni por la cantidad de encuentros sexuales o la experiencia.

La confianza sexual está relacionada con la forma en que la persona se siente acerca de su propio cuerpo. La comodidad y aceptación de a imagen corporal ocasiona que las personas estén más seguras de sí mismas en el sexo, y sean capaces de dejarle saber a su pareja las cosas que les otorgan placer, así como darle placer a ésta.

Este punto de confianza puede ser difícil de lograr si hemos sido avergonzados corporalmente en algún punto de nuestras vidas, lo cual produce una profunda desmotivación a mostrarnos o aceptar cualquier práctica sexual incluso si no nos gusta o es peligrosa, sólo para generar un mínimo de aceptación por parte de la pareja.

Todos podemos desarrollar confianza sexual.

La confianza sexual no se trata de una cualidad o una característica física definida, sino de un estado de armonía y aceptación con el ser físico y sexual.

Es comprender y adueñarse del concepto de sexo seguro y saludable, donde se exploran las prácticas deseadas para obtener el placer merecido, y se otorga el mismo placer a la pareja, basados en una buena comunicación y la eliminación de prejuicios por la apariencia física.

Esta clase de confianza se debe dejar fluir, como la confianza regular, donde no se involucran nervios o temores, sino que se tiene un nivel adecuado de autoestima, suficiente para desempeñarse sin problemas, y sobre todo, disfrutar de la situación.

Las personas se inhiben por cómo lucen.

Muchas personas, especialmente mujeres, se avergüenzan cuando sus cuerpos cambian conforme el tiempo avanzan o atraviesan situaciones naturales, como el embarazo o la menopausia. Estos cambios les hacen sentir inseguridad, causando que lleguen a los extremos de no disfrutar el sexo, porque se concentran en cómo se ve su cuerpo a los ojos de su pareja, y no en el placer sexual.

Incluso con parejas que demuestran su aprecio y el gusto por sus cuerpos, estas personas no tienen confianza sexual, y es esto por lo que les es imposible relajarse y disfrutar el momento. Pero incluso estas personas pueden desarrollar confianza sexual, sólo deben aceptar que todos los cuerpos son hermosos y que merecen experimentar placer sin importar su aspecto corporal.

Estas inseguridades surgen debido a los cuerpos estandarizados por las redes sociales, revistas, noticias, películas y más medios audiovisuales, donde las personas se sienten presionadas a cumplir expectativas imposibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *