Posted on

El COVID-19 y la disfunción eréctil ¿están relacionados?

COVID-19

Uno de los muchos sectores de investigación derivados de la pandemia por Covid-19 es el de la disfunción eréctil. Los estudios han arrojado que el covid-19 podría generar un deterioro que conlleve a la disfunción eréctil total o parcial, como una consecuencia a largo plazo generada por esta infección viral.

La premisa es simple: según los estudios encontraron una conexión entre los pacientes contagiados por Covid-19 y sus probabilidades de desarrollar o empeorar la disfunción eréctil. Básicamente, los doctores demuestran preocupación acerca de que el Covid-19 afecta la funcionalidad de los vasos sanguíneos, un elemento primordial para poder lograr una erección eficiente. El flujo sanguíneo disminuye debido a deficiencias en el corazón y la presión sanguínea, es decir, el pene terminará trabajando con un flujo cada vez menor, hasta que sea posible que no pueda lograr una erección.

En Italia desarrollaron un estudio en el 2021, donde catalogaron a la disfunción eréctil como una consecuencia del Covid-19 en vez de un factor o posible efecto secundario. Evidentemente, el riesgo depende de la edad y el estado de salud de la persona, siendo más alto para personas de la tercera edad y/o con enfermedades crónicas.

Añadido a esto, el Covid-19 interfiere con la salud mental, llevando a la persona a estados de ansiedad y depresión, que también afectan directamente las capacidades sexuales del rendimiento, la líbido y la erección.

El Covid-19 también daña la fertilidad.

Por si fuese poco, esta enfermedad también puede ocasionar daños en los espermatozoides, donde un hombre infectado por Covid-19 puede perder hasta la mitad de los espermatozoides presentes en su semen.

El virus reduce y limita la producción de espermatozoides ya que debilita el cuerpo y lo hace vulnerable ante otras enfermedades. Doctores alrededor del mundo se preguntan si pueden mejorar estas posibilidades o reparar el daño. La fiebres y aumentos de temperatura repentinos son letales para los espermatozoides, que no pueden sobrevivir en ambientes calientes, o su motilidad y efectividad pueden disminuir peligrosamente.

La vida sexual en general también se ve afectada porque las parejas que no viven juntas o que no se aíslan juntas, deben dejar de verse con regularidad si alguno de los dos resulta contagiado por Covid-19.

Muchas personas le aseguraron a la NBC que su vida sexual sufrió cambios luego del Covid-19. Para muchos, fue un cambio positivo, pero para la mayoría fue negativo. Así que si sientes que tu actividad sexual disminuyó durante y después del Covid-19, puedes tranquilizarte y entender que es algo perfectamente normal.

La libido es afectada directamente por las hormonas, cuya producción se desfasa, disminuye y afecta por completo debido al Covid-19. Así es como el deseo sexual disminuye y todos los atributos relacionados a la fertilidad y la sensualidad, se pierden poco a poco.

Padecer depresión es otro de los factores graves. Es una afección mental que trastorna la producción de muchas hormonas necesarias para realizar nuestras actividades diarias. Incluso tomando medicamentos para la depresión se aumentan las posibilidades de padecer disfunción eréctil, así que es complicado cuando la pandemia ha generado depresión en una gran cantidad de personas, infectadas o no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.